El placer sexual

A todo el mundo le gusta hacer el amor, porque el placer está al final del viaje. El objetivo buscado por la naturaleza es que nos reproduzcamos. Esto es vital para que la especie humana perdure.

 

El sentido del placer que nos espera nos puede cegar, y hacernos olvidar ciertos riesgos, como no usar el preservativo, la posibilidad de embarazo, contagio indebido…. El placer nos empuja a procrearnos.

 

Una función de base en el placer es también la de empujarnos a volver a empezar. Siempre queremos repetir todo lo que nos es agradable y necesario: comer, beber, encontrarnos con los demás, hacer el amor… Esta substancia química del cerebro, la dopamina, es la responsable de que queramos comenzar de nuevo lo que nos resulta agradable.

 

Sentir y dar placer sexual es afirmarse como hombres o mujeres. La prueba es que las personas cuya vida sexual está vacía o no es plena, dicen no sentirse enteramente hombres o mujeres. Les falta algo importante. La plenitud sexual confirma nuestra identidad sexual, nuestro poder se seducción, nuestra capacidad para ser amados.

 

El placer sexual es un antidepresor muy eficaz. Los amantes felices se sienten bien en su propia piel y son capaces de construir un proyecto de vida. Sin placer, podemos caer en el agujero de la depresión. En ese fondo ya no se siente ningún tipo de placer por vivir. El orgasmo distiende, y baja los niveles de estrés, inundándonos de hormonas del bienestar.

 

El placer compartido nos hace únicos en el mundo. Cuando amamos, nos convertimos en la persona capaz de hacer feliz al otro. Y esta emoción compartida es un tesoro que se debe saborear entre dos. Por eso, hacer el amor no sólo es un gesto sexual, sino construir una relación preciosa y privilegiada.

 

El placer rebaja las dificultades. El entendimiento entre un hombre y una mujer no es ninguna conquista segura. Diferencias, incomprensiones, divergencias de opinión, de proyectos… Todo indica que vivir juntos es un combate continuo. El placer está ahí para suavizar la vida entre dos personas. Para inclinar la balanza del lado positivo, el placer es el azúcar que se puede añadir para superar una vida que, en ciertos momentos, puede ser dura.

Articulos relacionados

Compártelo en

2 Comentarios

  1. El placer sexual es aquel placer que se siente o experimenta al estar excitado sexualmente. El placer sexual mejora la salud y el bienestar.

  2. El ciclo de respuesta sexual es el patron de alteraciones en el cuerpo y en lo que sentimos cuando obtenemos placer sexual.

Deja tu comentario

Tu email no sera publicado. Obligatorios *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*