La medicina natural nos ofrece muchas alternativas a la hora de buscar afrodisíacos naturales. La pimienta, la canela y la miel son algunas de ellas, que en comunión con hierbas como la menta y el cardamomo logran magníficos resultados.

Desde hace mucho tiempo, dentro de la medicina natural  se descubrieron plantas que ayudan a potenciar la energía sexual. Pero debemos advertirte que ninguna de ellas brindará soluciones mágicas. La verdadera fuente de energía sexual está en el cerebro de las personas. De manera que no existirá ninguna alternativa si no existe una buena predisposición al sexo y a la persona con quien vamos a compartirlo.

 

Es normal que los hombres que prueban diferentes alternativas, se sientan defraudados ya que no son capaces de activar su potencia sexual y esperan que estas medicinas surjan efecto por sí mismas. Es que normalmente, los problemas sexuales tienen origen psicológico, como la falta de estima, de confianza o miedo al fracaso.

 

Solucionar los problemas de impotencia, la falta de orgasmos en la mujer o los diferentes problemas relacionados con la eyaculación deben acarrear un trabajo integrador, entre el cuerpo y la mente.

 

Para mejorar la vida sexual es muy importante llevar una dieta equilibrada. Los alimentos que cuentan betacaroteno (como la zanahoria y los damascos) y las frutas que tengan colores oscuros (fresas, uvas, moras) favorecen a los capilares venosos, y estos es muy bueno para estos tipos de problemas.

 

Además, el gingko biloba, el castaño también brinda buenos efectos en este sentido.

 

Los alimentos con altos contenidos de zinc son considerados excelentes afrodisíacos, ya que para una buena producción de semen se necesita de este mineral.

 

El hígado, las semillas de girasol y de calabaza son buenas fuentes de zinc.

 

Otros alimentos que te podrán ayudar para incrementar tu potencia sexual son los que tienen lecitina, entre estos casos está la soja y las semillas de sésamo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here